viernes, 8 de octubre de 2010


Benissa tiene un precioso y rico casco antiguo, bastante bien cuidado, pero oculto a la mirada de las miles de personas que pasan diariamente por esa carretera, (nacional N-332) que ahora nos cruza y de la que queremos deshacernos.
No he pensado si será ,o no ,acertada la decisión del desvío. Eso se lo dejo al tiempo.
Pero me alegro, en sobremanera, en que casas como la de la foto se restauren, o al menos se restauren sus fachadas; y devuelvan a nuestra villa el porte y señorío que hemos tenido a lo largo de la historia.
Los que, habitualmente, pasamos por este lugar disfrutamos con la nueva estética que le ha dado a nuestro pueblo. Es un placer para la vista. Y pienso que también es un excelente, y sutil cartel publicitario de lo que somos, de nuestra personalidad.
Esta mañana me decía un amigo mio, d'Els Poblets: "cada vez que paso no puedo evitar mirarla".
Amigo Manolo Benissa es un bombón que no se ve hasta que le quitas su envoltorio.

1 comentario:

Vicent Ibañez dijo...

En algún sitio he leído, también, sobre lo que dices de las consecuencias del desvió-circunvalación. Sin duda serán mas los beneficios. Pero, ¿hay un plan, para aquellos negocios, y el reclamo turístico que es cruzar Benissa viendo la iglesia, como decías en tu entrada anterior?. Creo que tenemos un gran casco antiguo, aunque a veces me da la impresión, no se si estarás conmigo, parece que hay una cierta dejadez o falta de vigilancia, para que ciertos elementos que desentonan, se cambien o se suavice su impacto. Me gusta, Boni, lo que dices.